Lo sabemos, ahorrar no es cosa fácil. Ya sea porque pensamos que la situación actual no lo permite, porque siempre salen gastos inesperados o porque de plano no tenemos idea de cómo hacerlo, ahorrar siempre nos resulta complicado. Ahora, seguramente has escuchado del método de los 10 pesos, pero tal vez éste no te ha convencido o aún no le has dado una oportunidad; por lo que nos dimos a la tarea de explicarlo a fondo y darte unos consejos para que obtengas mejores resultados.

Poco a Poco

Para las personas que no lo conocen, el método de los 10 pesos consiste en guardar ABSOLUTAMENTE TODAS las monedas que lleguen a tus manos de esta denominación.

No importa si son el cambio de las tortillas, si aparecen milagrosamente en la lavadora o si las encuentras tiradas, cada moneda de 10 pesos debe tener como destino un recipiente especial y sólo podrás hacer uso de ese dinero cuando éste se llene por completo.

Aunque suena fácil, accesible y prometedor, mucha gente no se anima a hacerlo o de plano se rinden a unos cuantos días de haber comenzado, por lo que se quedan con la idea de que es un sistema arcaico que difícilmente mejorará la economía del hogar…

Nada más equivocado. Si tomamos en cuenta los siguientes puntos y los aplicas, verás cómo el método de los 10 pesos puede ser una gran opción para comenzar a ahorrar.

  • Prepara el recipiente. Ya sea una botella, una alcancía o lo que sea que vayas a usar para guardar las monedas, debe ser única y específicamente para esto.
  • Ponle nombre. Puedes usar el propósito que piensas darle al dinero (como “Vacaciones” o “Un nuevo celular”) o nombrarlo como tú quieras (“Familia de 10”, “Los cambios”, “Banquito”, etc.), el chiste es que puedas decir: Esta moneda va para “Vacaciones”.
  • Escóndelo. Tenerlo a la mano será una gran tentación, procura ponerlo en un lugar en el que no esté a la vista o en un espacio de tu casa en el que no estés por periodos prolongados.
  • No hagas trampas. A veces será muy fácil poner excusas para gastar esas monedas, NO LO HAGAS. La fuerza de voluntad es clave para el éxito de este método. No importa si nadie te ve, las monedas de 10 van para el recipiente.
  • No se vale sacar. A veces te encontrarás con algunas situaciones en las que parecerá que no queda de otra, por ejemplo, si sales de tu casa en la mañana y no tienes cambio para el transporte. Este tipo de escenarios tampoco deben ser excusa y deberás encontrar otra forma para resolverlos.
  • Los vales están prohibidos. Eso del papelito que lleva escrito “Tomé 30 pesos, luego los repongo” no puede aplicar para este método. Sé realista, jamás vas a devolver esas monedas. Evita los vales y todo lo que se le parezca.
  • Identifica verdaderas emergencias. Unas papitas o un refresco no son una emergencia. La única posibilidad para abrir el recipiente antes de que esté lleno, debe ser cuando una situación urgente REAL se te presente.
  • No cambies tus billetes por monedas de 10 pesos con este propósito. El chiste del método es ahorrar las monedas que lleguen a nosotros por casualidad. Forzar a que éstas aparezcan puede ser contraproducente.
  • ¿Es seguro? No. Este es el único punto negativo del método de los 10 pesos. Como te hemos platicado en otras ocasiones, tener dinero en la casa no es la opción más confiable. Lo mejor será llevarlo, cuando se llene, a una institución que haga crecer ese dinerito ahorrado.
  • ¿Por qué de 10 pesos y no de 20 o 50? La moneda de 10 pesos es perfecta porque notarás que no le dará en la torre a tu bolsillo. Una denominación mayor podría afectar demasiado y una menor no dará los resultados que buscamos. Además, si queremos tener monedas para cualquier cosa, aún contamos con las de 1, 2 y 5 pesos (en el caso de México).

Tu tienes el control

Si eres constante y no autosaboteas esta divertida manera de ahorrar, el método de los 10 pesos puede ser una gran herramienta para las finanzas del hogar. Tienes la ventaja de que depende de ti y solamente de ti obtener el éxito, por lo que únicamente debes tener la suficiente fuerza de voluntad para obtener grandes resultados.

Con el paso del tiempo, guardar las monedas de 10 pesos se convertirá en costumbre y estamos seguros de que aprenderás a llevar tu día a día sin gastarlas.

Toma en cuenta que el ahorro dependerá del tamaño del recipiente, pero una botella de 2.5 litros se podría traducir en poco más de 10 mil pesos cuando se llene.

Por si fuera poco, contarlo te hará sentir un poquito como Rico McPato y, ya sea que lo hagas estando a solas o acompañado(a) de tus seres queridos, el proceso de separar las monedas para hacer “montoncitos” de 100 pesos resultará en una experiencia muy divertida y, sobre todo, gratificante.

Sigue Leyendo

Conoce el método definitivo para ahorrar.(Se abre en una nueva pestaña del navegador)

Alcanzar el éxito con pasitos cortos.(Se abre en una nueva pestaña del navegador)

Empleos temporales de hasta 15 mil pesos.(Se abre en una nueva pestaña del navegador)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *