La Primera Impresión

la primera impresión no se olvida

“La primera impresión jamás de olvida”, una frase, un cliché, y una verdad. Esta frase cobra mayor relevancia de hacer negocios o en temas laborales, pero la “primera impresión” va más allá de una cita o reunión, los correos o cartas de presentación son igual de importantes. Te compartimos algunos tips para potenciar tus cartas y/o correos introductorios.

1.- Los inicios suelen ser complicados; por ello trata de ser concreto, enfático y enganchar desde la primera línea. Evita utilizar palabras como interesaría o gustaría, sustituye por frases como “me encuentro muy interesad@”.

2.- Personaliza; investiga y busca alguien a quien dirigir tu carta y/o correo, aunado a esto siempre saluda “personalmente” a quien vaya a leer tu escrito.

3.- Se formal; no tomes actitudes “serenísimas”, no es necesario hablar de usted, busca que lo que escribes denote respeto, pero al mismo tiempo cercanía, busca ponerte en una situación de igualdad. 

4.- Haz una breve introducción sobre lo que buscas “vender”, puede ser un proyecto, una institución a ti mismo. No excedas de tres o cuatro líneas, ya que puede ser pesado y parecer poco profesional.

5.- Doble checa; los “typos” o faltas de ortografía suelen ser filtro que pueden impedir que se concrete un proyecto, busca igualmente una segunda opinión para evitar cualquier 

6.- Inspírate; busca modelos que puedan servirte de referencia o esqueleto para mejorar tu escrito.

7.- Busca cerrar con una acción como tener una reunión o una llamada, esto además de denotar interés, ayuda a generar formalidad. 

8.- Confía y no desesperes, si al inicio no encuentras la respuesta que buscabas, intenta de nuevo.

Esperamos que estos consejos te sirvan y no olvides en compartirlos y compartirnos tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *